CIUDADES FEAS DE POLONIA

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

A mí me encanta Varsovia.

Y he descubierto que cuanto más “fea” me dicen que es una ciudad polaca, más me gusta.

Cracovia y Gdañsk, por ejemplo, que son tan bonitas y lo reconozco, tienen el aire de cualquier ciudad española, o peor: el de cualquier ciudad turística, con lo cual salen perdiendo en las comparaciones odiosas (y Gdañsk me gusta mucho, mucho, que conste).

Pero Varsovia es muy “interesante”, que para mí es un adjetivo sublime. Y Lódz, donde estoy ahora, con toda su decadencia, su supuestamente-nada-que-ver (miles de parques y una industria cinematográfica de enjundia, ¿os parece poco?) me fascina.

P.S.: A Wroclaw (Breslau) -la ciudad polaca preferida de mi amigo del alma extremeño- le he encontrado su “fifty-fifty”: ciudad bonita porque sí y grandes pequeñas maravillas ninguneadas por culpa de su significado histórico…

P.S.2 a las 18:30: Hoy ha habido elecciones parlamentarias y me han parecido un cachondeo. Vale que a lo mejor no tienen demasiada experiencia, pero con decir que yo he echado la papeleta de un polaco en la urna… Y lo que pude haber echado ahí, la verdad.

P.S.3: ¿Por dónde iba? Ah sí, me gusta Lódz… Y Varsovia.