EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. 🙂

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. 🙂

He sobrevivido sin problema a las uvas (tengo ya el doctorado), pero para lo que aún no estoy muy preparada es para sobrevivir a mis padres y a mis protosuegros todos juntos y revueltos a nuestro alrededor. Me tiré gran parte del día cantando “Un año más”, de Mecano, para relajarme. :tongue:

NO PUEDORRRRRL. :dead:
(Sí, acabo de ver al Chiquito de la Calzada en el fiestorro de la tele, justo antes de Chenoa, ¿qué clase de cachondeo es este?)

I had some very bad days lately: I was assaulted by a couple of anxiety attacks and started doing funny things with food again, but I managed to overcome that too (well, at least I feel I won this tiny battle) thanks to “a little help from my friends” (yes, the song too).

Y gracias, gracias, gracias, muchas gracias, por soportar mis “momentos”, oh, gran Caesar. :luv:

Poseso: feliz año.

🙂

2 Comments on ¡Feliciano!

  1. No está nada mal, sobrevivir a tantas cosas en un segmento de tiempo tan corto… Espero y deseo que tengas un estupendo año y que los que a éste le sucedan sean, si cabe, aún mejores.

    Un beso.

  2. Hay que ver qué “raro” se ven los ochenta desde la distancia. Jose María Cano estaba bastante bueno (y mira como contonea la guitarra con… ejem). El Nachito, flipado como siempre.
    Feliz año, que me olvidé de decírtelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *