Podemos perrear

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

http://www.youtube.com/watch?v=dXf-sv4gv-E

Podemos perrear.

Actualización:
Y perreamos, aunque los eurososos no pillasen el sentido profundo de nuestra canción, nos pusisesen a un toro de mal agüero ya antes de empezar y se empeñasen en votar a pendonas y pendones de países amigüitos con la voz en las lentejuelas.

Lo pasé en grande chateando con varios colegas mientras veía Esperpentivisión (aunque el Caesar se lo pasó jugando al WoW, para variar) y leyendo los comentarios de “Guayominí du puá“, pero nos teníamos que retirar de este festival ya. Ya está bien de darles pasta a estos aspirantes a Enrique Iglesias y Shakira que no tienen ni hacen gracia ninguna.

No sé para qué me torturo con Eurovisión: si siempre fue una horterada y un gran tongo… Pero pronto podré empezar a torturarme con la Eurocopa. La verdad es que el único espectáculo que quizás me dé alegrías este año supongo que serán los Juegos Olímpicos, aunque tal y como está el patio, vaya usté a saber…

¡Pero que viva el Día del orgullo friqui!

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.