Vinculadas legalmente

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

Creo que no muchos de vosotros sabíais que desde principios de febrero tenía en acogida a una perrita del refugio de Pontevedra, canija, vieja y fea pero muy riquiña. :mrgreen:

Por lo visto se deprimía en la protectora y no comía, así que estaba toda escuchimizada y además tenía una infección en un ojo. Por una carambola acabé yo encargándome de ella. Al Caesar le encanta y la malcría, la que se encarga del trabajo “sucio” soy yo… Se la dejé a mis padres cuando fuimos a Madrid y también estaba encantada allí. Se mete con Lupin (un pastor alemán), que si quiere se la come, pero él la trata con mucha paciencia.

Esta semana he decidido que quiero adoptarla, así que hoy la he llevado a que le pusieran el microchip y, de paso, un par de inyecciones para una alergia que tiene. La pobre sufrió un poco con las inyecciones y, sobre todo, con lo del microchip, pero ya está toda contenta.

Por la tarde pongo alguna fotico. Aquí está:

Mandisa adoptada

(Acabo de conseguir el chándal de mi club de gimnasia y lo llevo puesto :) ).

Yo sigo con mi tos.