La máquina del tiempo

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

Como tengo el sueño cambiado y me parece pronto para irme a dormir aunque sean ya las 3 de la mañana, me he puesto a revisar en Archive.org los primeros sitios web que hice, y entre unas cosas y otras he redescubierto el libro de visitas del sitio de Jacques Gamblin (guiño a Maje y a esa prima Geli que sí existe (y tiene un alien dentro), pero que en realidad era yo para animar el cotarro). Subí ese sitio con toda mi ilusión a sitios gratuitos como Inicia.es y Geocities con un cliente FTP, gracias a Víctor A., que me enseñó a usarlo sin pararse a pensar en las consecuencias. :roll: Sí, tuve un “fan site” bastante antes de tener un sitio “personal” (la idea me daba muy mal rollo), supongo que así empezamos muchos. Llegué a comprar un dominio para el sitio del señor Jacques Gamblin en el que precisamente empecé a probar WordPress (en las demás webs estaba usando b2 o Moveable Type), pero como el esfuerzo no me valió ni un mísero autógrafo del actor (bueno, al menos conseguí un emilio amable de su representante) :vexed: acabé abandonando el proyecto.

http://www.youtube.com/watch?v=zeDQHR4hj1M

¿Y qué habrá sido de Fernandito? También había firmado el libro. Creo que todavía tengo por alguna parte unos versos gongorinos que me había entregado garabateados en un papelito. Aún sigo sin quitarme de la cabeza la idea de que él podría ser Borjamari, aunque alguien me comentó alguna vez que pensaba que Borjamari era yo xD y que me habría ensañado con las Calito(h)eces como guiño o para despistar, pero yo no hago esas cosas. ¿Qué “dialer” ni qué leches? Aunque lo de usar mis propias palabras para burlarse de mí como si yo no lo hubiera hecho ya antes tiene su punto. Vale que yo era una “creída” por aquel entonces (quien me diera seguir siéndolo, me iría todo mucho mejor), pero lo escribía con tilde (no me suena haber visto eso antes, ¿quizás se les coló haciendo alguna transcripción?). Lo mismo que Sánchez Dragó, que lo escribo con tilde y con mayúscula, aunque me caiga como un dedo en el ojo. Mira que ponerme a la altura del pedantoide ese… Qué cruel eres Borjamari, seas Fernandito, otro u otros. :evil: Al final va a ser que Borjamari somos todos. :P

Ay, qué recuerdos… Pero me alegro de que aquella época haya pasado: podría haberla disfrutado mucho, pero lo cierto es que me encontraba bastante mal bastante a menudo. Bueno, como ahora. Pero ahora ya estoy resabiada. :violin: