Demasiado escéptica

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

De un tiempo a esta parte creo que me estoy volviendo víctima de mi propio espíritu crítico (no he dicho que lo tuviese bien reglado) y de cierto tipo de optimismo defensivo. Me estoy volviendo “demasiado” escéptica, sobre todo en lo que a imágenes horribles se refiere.

Por ejemplo, lo de “2 girls, 1 cup“, aunque como idea en sí me pareció una sublime guarrada, no me dio demasiado asco porque en todo momento creí ver que se trataba de un engaño y que lo que estaban regurgitando las pedorras esas era chocolate con mermelada de naranja (sí, alguna vez los he mezclado precisamente para hacer la bromita y tienen ese aspecto, y sabe muy bien, por cierto). De hecho, aún no me creo que todo eso sean heces de verdad.

Por otra parte, cuando vi la fotografía de la cornada en la boca a Julio Aparicio en El País, la vista se me fue a la imagen antes que al pie de foto o al titular, y me pareció que en realidad sólo se había llevado un golpe y que el hecho de que pareciera que el cuerno le salía por la boca no era más que un efecto óptico. La fotografía que publicaba El Mundo era más gráfica, y al final lo tuve que creer porque todo apunta a que fue cierto.

Pues eso, que no me creo nada. Me cuesta trabajo creerme malas noticias, pero las buenas, aún menos. No sé si podré vivir así mucho más. Yo creo que algo habrá que creer de buenas a primeras. ¿O quizás por no creerme nada así como así es por lo que sigo viva?