Andorra

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

KarlMusser_Landkarte_Andorra
Ayer regresé de una escapada con la familia (ah… la familia…) a Andorra para esquiar.

Ya había estado en Andorra en 1993 (guau, dieciocho años ya). En esa ocasión había ido con el Instituto (y la familia también…) a Pal, cuando aún no era Vallnord.

Esta vez estuvimos en Grand Valira, cerca de Encamp, donde nos alojamos.

Algunas impresiones:

El país está tomado por los rusos. El 60% (¿más quizás?) de los que pululaban por Andorra y por las pistas de esquí eran rusos.

Cuando un ruso te lleva por delante no te dice ni Извините, ni простите, ni “perdón”, ni “sorry”, ni nada. Pero si se te cruzan por la calle o en el hotel dan por sentado de que tú también eres ruso y te dan palique; a no ser que seas como mi padre y te parezcas a Sadam Hussein.

Recordaba que en Andorra se hablaba más catalán y aún estaba presente el francés. Ahora el francés está relegado a una pequeña sección en algunas librerías y el gobierno se ve obligado a subvencionar campañas que promuevan el uso del catalán porque lo que más se usa es el castellano. Si hasta tuve que hacer de intérprete ante un cliente que le preguntaba en catalán a un chiquito de la estación dónde estaban los servicios…

Hay más carteles en ruso que en francés. Dentro de un par de años y si la cosa sigue así habrá más carteles en ruso que en inglés. No critico nada, simplemente lo comento.

A veces, perderse es muy emocionante.

Sólo me caí dos veces esquiando: una por hacer el chorras y otra por estar en Babia.

En Andorra se puede fumar en todas partes, y los rusos (más que los españoles resentidos) lo aprovechan al máximo. Lástima haberme dejado la metralleta en casa.

¿Quién dijo que en Andorra era barato qué?

Caldea está muy bien, pero las termas de Cuntis no tienen nada que envidiarle y es tres veces más barato. :P

Los snowboarders deberían estar en su propio gueto, o en un campo de concentración.

Ah, la familia…

Tengo ganas de volver. A pesar de todo. :smh: