Apatía adquirida

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

Leí hoy por la mañana de pasada en La Voz de Galicia que los padres de hoy en día han pasado del sobreproteccionismo a intentar espabilar a sus hijos porque los encuentran apáticos y sin iniciativa.

No te fastidia…

Yo era una niña alegre, decidida, me apuntaba a todos los clubes habidos y por haber, estuve en sindicatos universitarios, fui presidente de varias organizaciones, me presentaba a delegada de curso motu proprio y solía salir elegida. Iba a todas las manifestaciones cuya reivindicación me hacía cierta gracia, que eran casi todas en su momento. Hasta estuve en las Juventudes Socialistas, si es que eso puede resultar significativo de algo.

¿Por qué ahora paso de todo?

Porque todo lo anterior al final no me sirvió para nada. Solamente para caer más alto de mi mundo de ilusión y fantasía en el que nos vendieron que con esfuerzo, con empeño y con iniciativa se podía hacer un mundo mejor.

Creo que utilizaron mal los términos. Creo que con esfuerzo querían decir astucia, con empeño, tozudez, y con iniciativa, picardía.

Muchos no entienden que a mi edad practique un deporte tan duro y con tan poca compensación material como lo es la gimnasia artística. Al menos en ese deporte yo veo que si te esfuerzas, avanzas. Los jueces se equivocan a menudo, como en la “vida real”, pero si te caes y te vuelves a levantar, nadie intentar tirarte otra vez, sino que el público te aplaude y todo.

Y es bueno tener una razón para levantarse por la mañana aparte de la de ir al baño.

A estas alturas ya ni siquiera estoy segura de si mis reivindicaciones tendrían algún tipo de sentido.