Querido 2011

EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. :)

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. :)

Querido 2011:

Nunca te olvidaré.

Formarás parte de ese elenco de años especiales para mí, como 1986, 1991, 1992, 2004 y tantos otros. Sois muchos los especiales porque ya tengo un buen puñado de años en mi colección y porque por ser especial no significa necesariamente ser único.

Fuiste el año en el que se me pasó la alergia al desamor y al rechazo, aunque más que por madurez fuese por simple instinto de supervivencia y los daños colaterales fuesen, si no cuantiosos, graves. También el año de mis grandes gestas deportivas, aunque objetivamente sigan siendo insignificantes. Hubo también viajes y virajes importantes. Y, por encima de todo eso, fuiste el año en el que aprendí a vivir con las circunstancias.

Según las Leyes de Murphy, en 2012 las circunstancias cambiarán lo suficiente como para que me resulte difícil vivir con ellas y tenga que adaptarme otra vez, pero si lo conseguí con las que había cuando tú llegaste, seguro que puedo volver a hacerlo.

En fin, me despido por ahora. Te deseo lo mejor en el País de los Recuerdos, donde iré a visitarte de vez en cuando en momentos ociosos, en mis mejores sueños y en algunas pesadillas.

Con cariño,
C.:.