“Te pasaste toda la carrera sonriendo”, me sueltan…



“Te pasaste toda la carrera sonriendo”, me sueltan en meta.
Quizás, pero mejor así, ¿no? ^^)
Los mantras, el viquingo, los de la Brilat cantando, los animadores que surgían por el camino, las chácharas con los colegas y el tener muy claro que estoy bastante más lejos del colapso de lo que la gente infiere de mi respiración me hacían sonreír. ;)
Gracias, Bego, por la foto. (en Pontevedra, Spain)