Justo después de tomar esta bucólica imagen mi padre soltó a Río…



Justo después de tomar esta bucólica imagen mi padre soltó a Río (el perro), que se puso a “reordenar” a las vacas que ya estaba oteando en la foto. Mi padre me mandó a cazarlo y me llené de mierda. Qué bonito es volver a la terriña. (en Cotobade)