Categoría: Personal

Mi Aquiles estaba abocado al fracaso. Podía haberse partido en…



Mi Aquiles estaba abocado al fracaso. Podía haberse partido en Sevilla en 2011, la semana pasada en Barcelona o con algo de cuidado haberse retrasado el asunto un poco más. Al final ocurrió en 2018 en Alicante y no es mal lugar. Muchas, muchas gracias al personal del Hospital General Universitario, la gente maja del CG Alicante y a todos los que me habéis enviado palabras amables por hacer este trance más llevadero. Los que se estén regodeando con la Schadenfreude, podéis seguir sin pudor: os comprendo, yo haría lo mismo. Bueno, no exactamente, pero os comprendo. Seguimos adelante. (en Bed & Breakfast La Milagrosa - Be Alicante)