EN: Warning: This post is over two years old, so it's possible that the views, opinions, links or instructions reflected on it do not correspond with the way I think now or the way things currently work. I have evolved (and so have the World and the Internet), so it might be advisable to just take this entry for a glimpse into the (my) past. 🙂

ES: Atención: Este artículo tiene más de dos años de antigüedad, de modo que los puntos de vista, opiniones e instrucciones que se vierten en él pueden no corresponder con cómo pienso ahora o cómo funcionan las cosas en la actualidad. He evolucionado (y también lo han hecho el mundo e Internet), así que probablemente lo más recomendable sería entender esta entrada como un simple reflejo del (de mi) pasado. 🙂

Que San Cuartos reparta más que suerte: ¡JUSTICIA!

San Cuartos

Gracias por mentarme al santo, Maje.

22/06/08 – 23:25: caray, funcionó :dance:
Por cierto, ¿alguien sabe de algún artículo o investigación interesante sobre el poder del fútbol sobre las masas? Porque a mí me puede totalmente en lo que respecta a la Selección. :geeked:

De todos modos, tengo que decir que aunque suelo disfrutar con la emoción que les dan a los partidos los comentaristas del Carrusel Deportivo de la SER, a veces tengo que cortar la retransmisión, que de vez en cuando me matan de vergüenza ajena. :tongue:

Enhorabuena, España, que este tipo de alegrías chorras son alegrías al fin de al cabo.

4 Comments on Con San Cuartos pasaremos

  1. Los del carrusel lo viven como todos los demás españoles jajaja. Brutos pero muy simpáticos. Por aquí los comentaristas son unos muermos (y envidiosos, que ya empiezan a decir que jugamos muy mal ayer) En fin, a ver si sale sansemis. Ya sabes que la selección es nuestro punto débil… aunque me está preocupando un poco lo mal que me pongo con estos partidos. Me destrozo la garganta y blasfemo como nunca. Ergo, parezco una histérica.

  2. Es bueno para descargar tensiones. 😀 Y para saber que mis vecinos dan muy mal rollo, porque si yo oigo a una mujer gritando de la manera que estaba gritando yo ayer, llamaba a la policía, y allí no apareció nadie… Aunque el Caesar dice que más que preocupación, lo que yo daba era mucho miedo. :geeked:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *