Por fin he conseguido mi título definitivo de Diploma de Estudios Avanzados… 10 años después de la fecha de expedición. El envase es más bonito y práctico que el título en sí, que en estos tiempos que corren solo me sirve para sentirme humillada. (en COIE)